En Facebook

Mi patria, mi bandera es la humanidad

a Santiago


1
¿Quién cuida al cuidador del preso o del enfermo?
¿Quién ante el dolor no se hace más humano así no vea bondad o agradecimiento?
¿Quién decide poner el pecho abierto
consciente de que no está a salvo?
¿Quién cuida de ti que no tienes todas las respuestas pero te llegan todas las preguntas?
¿Cuándo llegarán las respuestas para devolver la tranquilidad y la vida a los que están o a los que se han ido?
¿Cuándo podrás llorar?


2

Firme, resistiendo en un conteo de almas.
Revisando el ritmo,
escuchando la suerte,
previniendo el riesgo de enfermar.
Los días se van dando por sí solos.
Nadie detendrá el amanecer.
Nadie podrá quebrar tu juramento y disciplina.
Las noches en vela y vigilando.
La decisión, la motivación, el deseo y la responsabilidad de actuar conforme a la patria.

3

Los días se van dando por sí solos.
Ríes por no llorar.
Resistes las horas una tras otra.
Subes y bajas según te lo pidan.
Te despides del amigo que ha caído y que esperaba morir de viejo.
Obligación es tu nombre y tu palabra.
Obrar siempre en forma recta e irreprochable.
Callar la queja, el llanto, el reproche.
Asumir con orgullo y respeto la bandera.

Beatriz Giovanna Ramírez
29 de marzo de 2020

Pin It on Pinterest

Share This